NOTAS DEL MES (+)

AGENDA

  • 06.09 - 8.30 horas Jornada de donación de sangre. Hall central de Paraguay (entrepiso).
  • 06.09 - 11 horas El juramento de Hipócrates. Conferencia gratuita para la comunidad. Aula 70.

En el día de la mujer no hay mejor regalo que la experiencia de un orgasmo

El placer femenino como combinación de lo fisico, lo psicologico y lo social, por las profesionales de sexología en ginecología

 “Todas estamos capacitadas para tener un orgasmo, es cuestión de reconocimiento y aprendizaje” explican la doctora Silvina Valente y la licenciada María Ester Antelo, de la sección Sexología de la División Ginecología del Hospital de Clínicas.

En la experiencia orgásmica operan lo biológico, lo psicológico y lo social. Llegar al orgasmo y vivirlo forma placentera está en relación con el equilibrio, con la forma en que interactúan estas tres dimensiones constitutivas de todo individuo.

De acuerdo con las especialistas, un orgasmo es único para cada persona. “Es importante aprender a vivenciarlo por fuera del relato de los otros o del preconcepto social” explica Valente.

“El orgasmo es más que la reacción física durante el encuentro sexual” señala Antelo. “La actitud, el desarrollo de la sexualidad, el erotismo, el encuentro con el otro va generando el camino para que se consiga el correlato placentero en el orgasmo. Esto se logra acompañado de la riqueza de vivencias a la que apunta la sexualidad y que no se circunscriben al momento del coito. Comienzan incluso con el primer mensaje de la mañana”.

“Es muy importante para la mujer conocerse y conocer sobre su propia respuesta sexual. Hay que permitírselo y no demandarlo en el otro, no traspasar esas expectativas acerca de alcanzar el placer gracias a lo que la otra persona haga. Es importante el aprendizaje de nosotras con nuestros cuerpos”, comenta.

Por su parte, Valente señala que es frecuente la consulta de mujeres que “creen ser anorgásmicas o que no tienen la capacidad de sentir placer en el coito. Cuando comenzamos a trabajar con ellas descubrimos que en realidad tienen orgasmos, pero no los experimentan como tales. Se espera otra cosa, se busca esa “explosión de fuegos artificiales” interna con la que generalmente se representa al orgasmo femenino y en realidad su cuerpo tiene otra sensación, totalmente distinta, que ellas no logran reconocer”.

“La clave del orgasmo es la pérdida de control. En eso radica todo el sentido. Si una se pone a analizarlo, en un orgasmo no sabe si es gorda o flaca, si está acostada o parada, si esta estirada o echa un bollito, no sabe absolutamente nada. Se pierde, por unas milésimas de segundo, el control de la corporeidad, que es tan consciente en la excitación. Hay que permitirse perder el control; es probable que muchas mujeres no quieran, o no puedan pasar por la experiencia con total libertad y sin prejuicios. La experiencia placentera va ligada a si me dejo llevar por lo que siento o si estoy alerta a ver qué me pasa, pensando cómo me veo, como luzco en este momento, que imagen estoy dando, que siento a nivel físico y si al otro le gusta o no”.

Por otra parte, ambas profesionales coinciden: “hay que deconstruir la mirada sobre la mujer. Lo que expresa a la mujer en su totalidad no es la vagina, que se asocia con la maternidad y se valora en función de la capacidad del hombre de poder penetrarla.

La vulva nos liga a nuestro cuerpo, la diversión y el placer, el clítoris es el único órgano del cuerpo humano destinado exclusivamente al placer, porque ni siquiera el pene del hombre tiene esa única función”.


imagen de banner imagen de banner imagen de banner imagen de banner

Av. Córdoba 2351 (C1120AAR) Ciudad Autónoma de Buenos Aires 5950-8000 las 24 horas. informes@hospitaldeclinicas.uba.ar