NOTAS DEL MES (+)

AGENDA

  • 14.06 - 9.00 hs.Jornada de donación de sangre.
  • 12.06 - 12.00 hs.Charla: principales síntomas motores de la Enfermedad de Parkinson y su tratamiento.

Vuelta a clases

Controles de sauld anuales:

El certificado de apto físico puede parecer un trámite burocrático que se repite año a año a comienzos del mes de marzo. Los pediatras aconsejan tomarlo en serio, como una excelente oportunidad para conocer el estado de salud de los chicos.

Lo que hay que destacar es que este pedido no se trata solo de una firma en un formulario: los certificados médicos son documentos en los cuales se informa al colegio sobre aspectos relevantes de la salud de los chicos, son constancias de una efectiva revisión por parte del médico.

Una consulta con el pediatra al inicio del ciclo escolar es la conjunción de varios aspectos, en principio un examen físico donde se recogen datos sobre la presión arterial, el pulso, el peso y la talla. Además, se revisa el estado de los aparatos cardiovascular, digestivo, respiratorio, neurológico, etc.

Luego, se trata de identificar las posibles enfermedades infectocontagiosas que el niño pueda haber padecido recientemente, así como también los accidentes y hospitalizaciones que haya tenido. En el caso de que el niño sufra de alguna afección crónica (asma, epilepsia, diabetes y cardiopatías, entre otras) se controla la medicación prescripta, se evalúa la capacidad para hacer actividad física y se detallan las recomendaciones para los docentes (en casos de desvanecimiento o crisis).

Finalmente, se controla el plan de vacunación, el estado de la visión y la audición, se realiza una evaluación buco-dental y cualquier otra especificación que la familia considere pertinente.
Cuidar a nuestros niños implica compartir responsabilidades. Padres, pediatras y docentes, deben cumplir a conciencia estos requisitos.

Las mochilas, cada vez más pesadas

“El exceso de peso en las mochilas es un problema grave, ya que los huesos en esa edad se encuentran en proceso de crecimiento. La carga excesiva en la espalda puede condicionar la postura. Hoy en día los chicos llevan bastante peso y lo recomendable es reducir el tiempo en que llevan ese peso en los hombros”, explica el doctor Andrés Ferrero, jefe del Programa de Escoliosis del Hospital de Clínicas.

En caso de llevar la mochila al hombro, el especialista recomienda que el peso no supere el 10 a 15% del peso corporal, de acuerdo a la edad, constitución y estado físico de cada uno. Lo ideal es regular la carga haciendo foco en llevar lo indispensable y nada más. Otra opción es cambiar las mochilas con tiras por las mochilas con ruedas, que reducen las consecuencias a largo plazo.

Los colegios e instituciones pueden colaborar, teniendo en cuenta el tipo de material que el alumno emplea durante el año. También es conveniente que dispongan de armarios o estantes de distintas alturas para guardar mochilas, libros, carpetas, etc.

“Las mochilas muy pesadas no generan deformidad a corto plazo, pero traen alteraciones musculares que pueden causar dolor. Lo principal es prevenir”, puntualiza Ferrero.

Los chicos y adolescentes se encuentran en etapas de desarrollo. “Es habitual que puedan sufrir dolores propios del crecimiento” afirma el especialista y agrega que “si perduran en el tiempo, se tiene que hacer la consulta con el médico para descartar alguna patología”.

Uno de los problemas de salud más comunes en la espalda de los jóvenes es la escoliosis, que es la alteración en la forma de la columna. “El crecimiento alterado de la columna puede traer severas consecuencias a futuro. Lo típico de estas escoliosis es que no tengan dolor, por lo que se detecta prestando atención a la postura y la forma de desarrollo de los adolescentes. Si los padres o maestros detectan que un chico tiene, por ejemplo, un hombro más alto que el otro o permanece con posturas alteradas es tiempo de consultar al traumatólogo”, sostiene Ferrero.

El Programa de Escoliosis del Hospital de Clínicas está trabajando con los colegios universitarios, el Carlos Pellegrini y el Nacional Buenos Aires, para brindar controles gratuitos como parte de los chequeos anuales obligatorios que dan el apto físico.
“A partir de esta iniciativa, instalamos la idea de prevención y diagnóstico temprano. El puntapié inicial son estas escuelas pero nos planteamos extender la misma modalidad de control obligatorio a otras escuelas de la Ciudad para luego llegar a nivel nacional”.

Algunos puntos básicos para recordar:
- El tiempo óptimo para llevar la mochila es de 15 minutos.
- Usar ambas correas, para evitar sobrecargar uno de los hombros. Esto reparte equitativamente el peso.
- La mochila ideal es aquella que descansa y se adapta a la curva de las vértebras dorsales y termina por encima de la zona lumbar unos 5 cm, evitando cargar dicha zona.
- Al levantar la mochila, como cualquier otro peso, debe hacerlo flexionando ambas rodillas.
- Es importante llevar en la mochila sólo lo necesario para cada día.


imagen de banner imagen de banner imagen de banner imagen de banner

Av. Córdoba 2351 (C1120AAR) Ciudad Autónoma de Buenos Aires 5950-8000 las 24 horas. informes@hospitaldeclinicas.uba.ar